El Isauro Arancibia se creó hace 19 años en el barrio porteño de San Telmo para garantizar el derecho a la educación de los chicos en situación de calle de la zona. En su recorrido, cambió de sede tres veces, luchó y logró un edificio propio en la esquina de Cochabamba y Paseo Colón, incorporó jardín maternal, primaria y secundaria de doble jornada, talleres de oficios, 50 trabajadores de la educación; en fin, creció hasta ser una escuela hecha y derecha. Pero el Gobierno porteño no la reconoce como tal.

El conflicto parece una mera cuestión burocrática, pero es fundamental para mejorar las condiciones de los trabajadores y la sustentabilidad del proyecto a futuro. “Que no seamos escuela significa muchas cosas: la inestabilidad laboral de los maestros y por ejemplo, que si me jubilo, no hay quién ocupe mi cargo porque no existe, está todo de hecho", explicó a Infonews la directora de la institución, Susana Reyes

Reyes tiene un cargo de directora de escuela de adultos y está reubicada en el Isauro. Este año, el Estado la intimó a jubilarse y el temor se encendió en la comunidad educativa. "Una vez que yo me retire, al no existir el cargo, el Gobierno puede designar un coordinador externo y desarmar el proyecto", planteó.

Harán un festival para visibilizar el reclamo el miércoles 20 a las 15 en Paseo Colón 1318

Durante la jefatura de Jorge Telerman, la institución presentó en 2007 un proyecto de escuela de jornada extendida. Alberto Sileoni era el ministro de Educación porteño en aquel entonces. "Habíamos quedado que era una prueba piloto durante cinco años y después, ya se declaraba escuela. Al año siguiente asumió el macrismo y nunca pudimos obtener de ellos más que palos en la rueda", consideró la docente.

Actualmente, el Estado porteño financia el proyecto a través de distintos programas. "Los maestros pertenecen al centro educativo en el área de adultos y adolescentes. El jardín maternal también pertenece al área socioeducativo y después hay profesores de Educación no Formal, de Club de Jóvenes, un Centro de Actividades Infantiles (CAI). También recibimos la comida todos los días de parte del Gobierno de la Ciudad", enumeró Reyes.

Bajo la categoría de escuela, la comunidad del Isauro ganaría en estabilidad, se garantizaría la continuidad del proyecto y la experiencia pedagógica sería factible de replicar en otras zonas de la Ciudad

Para visibilizar el reclamo, harán un festival el miércoles 20 a las 15 en Paseo Colón 1318 y comenzaron una campaña en redes para que los usuarios multipliquen la causa bajo el hashtag #IsauroEsEscuela.