foto twitter
foto twitter

Miles de personas se congregaron "de manera pacífica" frente a la sede de la consejería de Economía del Gobierno catalán contra la operación a gran escala que la Guardia Civil española está efectuando para frenar el referéndum independentista del 1 de octubre, oredenada por el gobierno central de Mariano Rajoy.

"Hay muchísima gente en la puerta pero todo está transcurriendo de manera pacífica, hay personas con claveles o banderas realizando cánticos, pero no ha habido enfrentamientos ni provocaciones por ninguno de los dos lados", destacó una funcionaria.

Agentes de la Guardia Civil intervinieron en los distintos registros efectuados en las últimas horas en Cataluña un total de nueve millones de papeletas para la celebración del referéndum del 1 de octubre, según informó la televisión pública española citando a fuentes policiales.

De acuerdo con esta información, la incautación afecta a "todas las papeletas" impresas hasta el momento para la celebración del referéndum, suspendido cautelarmente por el Tribunal Constitucional Español.

A su vez, detuvo a al menos a 14 personas, entre ellas varios altos cargos del Gobierno catalán, durante una operación para recabar indicios relacionados con los preparativos del referéndum.

El presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, llamó este martes a la ciudadanía a dar una respuesta "cívica" ante el operativo policial, un tono que marcó la línea general de las declaraciones públicas por parte de representantes catalanes.

"Al igual que los funcionarios, los agentes entran y salen del edificio con normalidad, nadie les impide hacer su trabajo, aunque es cierto que la aglomeración limita el movimiento, pero para nada se está realizando un bloqueo", narra la testigo consultada por esta agencia.

Por el momento, el único incidente reseñable entre los millares de manifestantes que se echaron a la calle en Cataluña y los agentes ocurrió frente a la sede del partido independentista CUP (Candidatura de Unidad Popular).

No obstante, este episodio de tensión no pasó de una serie de empujones entre militantes del partido y los policías que acordonan su sede, que también está siendo registrada.

En las distintas concentraciones organizadas contra los registros, los manifestantes entonaron cánticos independentistas y lanzaron proclamas calificando de "golpe de estado" la actuación de la Guardia Civil, cuerpo al que se refirieron en varias ocasiones como una "fuerza de ocupación".

Además de las concentraciones en Cataluña, está convocada para la tarde de este miércoles una concentración en pleno centro de Madrid en repulsa de la actuación policial contra el referéndum y en apoyo del ejercicio al derecho a decidir por parte de los ciudadanos catalanes.