La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, se mostró inflexible: "No voy a negociar una ley que ya está vigente" y tras la reunión con centros de estudiantes reiteró su rechazo a esa medida de fuerza: "Las tomas tienen que ver con la política".

Sin embargo, los estudiantes retrucaron la postura de la ministra casi dejándola sin argumentos. Escuchá el imperdible audio de uno de los estudiantes que debatió y sentenció una postura que fue ovacionada:

El encuentro que duró cuatro horas en la sede de la Defensoría del Pueblo para destrabar el conflicto de "Secundaria del Futuro", es decir, la reforma del secundario que los alumnos rechazan y que derivó en la toma de una treintena de establecimientos.

"Dejen que sus compañeros puedan ir a la escuela", insistió la funcionaria en un mensaje a los alumnos que toman las escuelas.

Al termino del encuentro con los alumnos que se reunieron por primera vez con las autoridades educativas porteñas desde que se inició el conflicto Acuña brindó una conferencia de prensa e insistió: "No voy a negociar una ley que ya está vigente".

En el encuentro participaron los asesores tutelares que presentaron una medida cautelar en rechazo a un instructivo o protocolo para hacer denuncias penales en caso de tomas, Gustavo Moreno y Mabel López Oliva, que la justicia de primera instancia derogó la semana pasada.

"No habrá pasantías. Proponemos prácticas educativas", dijo a la prensa tras la reunión.

La funcionaria porteña invitó a partir del lunes a espacios de diálogo para que acerquen propuestas de cara a una reforma en la escuela secundaria.