El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, emitió un decreto en el que les prohibió a los colegios católicos platenses hacer referencia "a la teoría de género que pretende negar las diferencias biológicas entre el varón y la mujer, de modo que los alumnos puedan discernir rectamente y no sean arrastrados por este error".



El prelado emitió el texto "visto que en los colegios católicos los alumnos deben recibir una educación integral basada en la doctrina de la Iglesia, de modo que sean formados en la visión cristiana del mundo y adhieran a ella con el pensamiento y el afecto".

“La enseñanza religiosa escolar y la catequesis tienen como referencia doctrinal insoslayable el catecismo de la Iglesia Católica y el compendio del mismo”, argumentó en el decreto N° 096/2017. En ese sentido, agregó que “los textos y las explicaciones de los profesores y catequistas deben ajustarse siempre a aquellos instrumentos para mostrar a los alumnos, sin ambages, la verdad católica, con los métodos y actividades que correspondan a la edad de los educandos".

Aguer  tiene una larga trayectoria por sus actitudes conservadoras, como cuando calificó de "mágica" la cifra de 30 mil desaparecidos durante la última dictadura cívico militar o cuando dijo que la pedofilia y los femicidios son "culpa del divorcio"; también le había considerado que los femicidios responden a "desaparición del matrimonio"; además, había criticado la educación sexual en escuelas y la entrega estatal de preservativos.

Noticias relacionadas