Sergio Maldonado. Foto de Facebook.
Sergio Maldonado. Foto de Facebook.

La familia Maldonado expresó su anhelo de que se le dé "la oportunidad de trabajar sin interferencias de ninguna clase" al juez federal Gustavo Lleral y consideró que su designación al frente de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado "marca el comienzo de una nueva etapa", a través de un comunicado de prensa difundido este mediodía.


Además, indicó que el llamado que recibieron ayer por parte del nuevo magistrado constituyó un gesto "de profunda calidez humana" que los renovó en la fe "de poder llegar a la verdad", luego de casi dos meses de "esperanza en creciente agonía".


"La remoción del Juez (Guido) Otranto de la causa en la que se investiga la desaparición de Santiago marca el comienzo de una nueva etapa. Hemos vivido casi dos meses con una esperanza en creciente agonía. Fuimos testigos y víctimas de una justicia lenta e ineficaz", aseguró la familia Maldonado en el comunicado.


Allí, consignó que, "en el día de ayer, el nuevo Juez designado se comunicó con nosotros y nos manifestó que haría todo lo posible para avanzar en la investigación", y sostuvo que "su gesto, de profunda calidez humana, renueva nuestra fe en poder llegar a la verdad".


"Una vez más, comprometemos toda la colaboración a nuestro alcance para lograr ese objetivo. Anhelamos que se le conceda al nuevo magistrado la oportunidad de trabajar sin interferencias de ninguna clase. Necesitamos saber dónde está Santiago, que le pasó, quienes son los responsables de tanto dolor. Esa es nuestra causa y no vamos a bajar los brazos", concluyó la familia en el escrito.


Esta mañana, en declaraciones formuladas a radio Continental, Sergio, hermano mayor de Santiago Maldonado, había dado cuenta del llamado que recibieron del parte del juez Lleral, quien quedó a cargo de la investigación por decisión de la Cámara Federal con asiento en Comodoro Rivadavia, que apartó al juez federal de Esquel, Guido Otranto.


"Ya tuve contacto con el juez. Llamó a mis padres primero, habló conmigo y con mi otro hermano. Me pareció un gesto muy humano, mis padres lo necesitaban, estaban con otro ánimo ayer. Me pareció una buena señal", dijo Sergio Maldonado.


"Le expresé que quedábamos a disposición, que no íbamos a ejercer ninguna presión, que trabajara tranquilo", contó Sergio Maldonado que le dijo al nuevo juez en esa comunicación telefónica.


El hermano de Maldonado consideró además que "todo se hizo mal" en la investigación mientras la condujo el juez Otranto y que hay mucha información "pero no se utilizó".


"Yo creo que la verdad se tiene que saber. Hay elementos. No es que hay muchas opciones, hay una sola, y una sola es la fuerza que intervino", siguió Maldonado respecto a la participación de Gendarmería.


También indicó que "se sabe quiénes fueron y quiénes estuvieron involucrados", aunque consideró que hay más responsables que los que surgen del expediente.


Finalmente, consultado sobre si creía en que su hermano estaba con vida, respondió: "Hasta que no vea un cuerpo, lo voy a seguir buscando vivo".