El Gobierno nacional comunicó hoy que a partir del próximo 1 de octubre se liberará el mercado interno de combustibles, por lo que a partir de ese momento se mantendrá la paridad con los precios internacionales.

La decisión, comunicada hoy por el Ministerio de Energía a las petroleras no significa que a partir de ese día se incrementará el precio de los combustibles. 

Sin embargo, las empresas podrán aumentar entre el 7 y el 12 por ciento el valor de la nafta. Aunque hay varios factores clave: el precio del dólar y del barril de crudo. Además si la petrolera estatal no aumenta los precios, el resto no incrementaría los precios ya que no serían competitivos.

La medida fue adoptada en función de los términos del Acuerdo de Transición a precios internacionales de la industria hidrcarburífera firmada en enero de este año que contemplaba la liberación en función de la evolución del valor del barril de petróleo.