La Asociación de Clubes de Barrio y Deporte Social presentó la Ley de Clubes de Barrio y Deporte Social en el Salón Montevideo de la Legislatura Porteña. 

La actividad contó con la presencia de Carlos Funes (Presidente del Club Deportivo y Social Colegiales) y de Mónica Santino (Presidenta de la Asociación Civil La Nuestra Fútbol Femenino), ambos integrantes y referentes de la Asociación. 
 
También formaron parte del panel Matías Lammens, presidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, y el Padre Gustavo Carrara, referente del Club Atlético Madre del Pueblo.
 
La ley fue presentada ante la Legislatura como “Iniciativa Particular”, en conjunto con todos los Clubes, Federaciones y dirigentes que quieran acompañarla.
 

Foto Infonews
Foto Infonews

Tiene cuatro grandes ejes de trabajo. El primero propone una actualización de la definición de Clubes de Barrio, en la que se reconocen como tales a todas las asociaciones civiles deportivas independientemente de la cantidad de socios y la facturación. 
Además, promueve una serie de herramientas en manos de la Subsecretaría de Deportes a fin de fortalecer su capacidad de desarrollar políticas públicas.
 
El segundo eje propone una actualización del Fondo del Deporte, a fin de dotarlo de mayores recursos, al mismo tiempo que establece criterios para su asignación según diversas líneas de trabajo. 
También se establece una distinción entre los diversos clubes para que aquéllos que tienen menor volumen de facturación y socios, tengan mayor acceso a recursos y herramientas por parte del Estado.
 
El tercer eje promueve la perspectiva de género y diversidad y la inclusión de las mujeres e identidades de género autopercibidas en el deporte y sus instituciones a partir de tres herramientas: crea un "Consejo Asesor para la igualdad de géneros en el deporte"; establece el Premio Eva Perón a las buenas prácticas para la inclusión de las mujeres e identidades de género autopercibidas en el deporte; y se define el “Monto Estímulo para la promoción del deporte con igualdad de género”, que será entregado a todas las instituciones deportivas que promuevan la perspectiva de género y diversidad.
 
Por último, se aborda la perspectiva de inclusión social a través de la creación del “Programa de Inclusión Social y Deportiva”, que prevé una transferencia directa mensual de $ 300 a aquellas familias vulnerables que paguen la cuota social de algún Club de Barrio para que sus hijos hagan deporte allí.