Sociedad

Condena para una médica por intervenir en apropiación de hijos de desaparecidos

Nora Raquel Manacorda, efectivo de la policía Bonaerense, cumplirá 14 años de prisión. Ya había sido condenada a 10 años -en un juicio anterior- por el mismo delito, pero cometido en perjuicio de otra víctima.

 Nora Manacorda, facilitò apropiaciòn de hijos de desaparecidos
Nora Manacorda, facilitò apropiaciòn de hijos de desaparecidos

La médica Nora Raquel Manacorda fue condenada a 14 años de prisión en el juicio por la apropiación de Silvia Cugura Casado, la hija nacida en cautiverio de una pareja secuestrada y asesinada durante la última dictadura, quien recuperó su identidad recién en agosto de 2008.

La pena coincide con la solicitada por los fiscales Hernán Schapiro y Juan Martín Nogueira, quienes habían pedido al Tribunal Oral Federal 1 de La Plata que se condenara a Manacorda a 15 años de prisión al hallarla responsable de la falsedad ideológica que permitió en 1978 la apropiación de la hija de Olga Noemí Casado y Juan Oscar Cugura, militantes políticos secuestrados y asesinados durante la última dictadura.

Manacorda estaba acusada de falsear en 1978 una partida de nacimiento para que un militar de inteligencia y su esposa registraran como propia a la hija de Juan Oscar Cugura y Olga Noemí Casado, nacida en cautiverio.

Esa falsificación permitió que la beba fuera registrada como hija biológica por sus apropiadores y derivó en que durante 30 años, hasta agosto de 2008, ella no conociera su verdadera identidad.

Manacorda ya había sido condenada a 10 años de prisión en un juicio anterior por el mismo delito pero cometido en perjuicio de otra víctima, en el caso del nieto restituido Sebastián Casado Tasca.

Olga Casado era enfermera y estaba en pareja con Juan Oscar Cugura, ambos militantes de la organización Montoneros en La Plata.
El 11 de octubre de 1977, Cugura fue asesinado por integrantes de la Policía Federal y tiempo después, durante su séptimo mes de embarazo, Casado fue secuestrada y trasladada con otras compañeras al centro clandestino de detención conocido como La Chacha, próximo a la cárcel de Olmos.

En enero de 1978, fue llevada al centro clandestino de detención Puesto Vasco, en Quilmes, donde al parecer dio a luz a su hija, para luego ser regresada a La Cacha.

La beba fue inscripta el 2 de marzo de 1978 en La Plata, con la falsa partida de nacimiento extendida por Manacorda, como hija propia de Esteban Santillán (fallecido en 2010), un militar que revistaba entonces en el Batallón 601 de Inteligencia del Ejército, y su esposa Celia Beatriz Ger, quien estuvo imputada en la causa pero murió antes del inicio del juicio.

Noticias de “Derechos Humanos”
Seguinos