"Estoy muy mal, hace 20 días que estoy pidiendo una internación. Me siento mal de salud, estoy anímicamente mal", comentó Milagro Sala a Víctor Hugo Morales, en una entrevista realizada esta mañana en AM750.

 

 
"Es inhumano lo que están haciendo conmigo", dijo Milagro quien aseguró que no le están dando los medicamentos que precisa tomar por sus afecciones. "Me hicieron cinco puntos por dentro y cinco puntos por fuera de la herida, he perdido mucha sangre", en referencia a la herida que sufrió al romper un vidrio en una ataque de furia por habñersele negado un hábeas corpus por su estado de salud.
 
"Siento que no hay Justicia, no hay nadie que mire lo que está pasando. Me siento muy impotente, a medida que pasa el día esto se pone peor", aseguró
 
 
"Mi compañera Mirta Guerrero intentó matarse dos veces con un toallón, tuvieron que llevarla al hospital para revivirla. La estamos pasando muy mal por todo el hostigamiento que estamos viviendo ante la injusticia", contó la dirigente popular y titular del Parlasur.
 
Cabe destacar que el juez Isidoro Cruz rechazó el hábeas corpus solicitado por la defensa de Milagro Sala y se negó a autorizar el traslado de la presa política Milagro Sala a la clínica Los Lapachos.
 
"¿Qué quieren? ¿Ponerme una cadena y hacerme pasear por la plaza Belgrano? ¿Qué más quieren de mí? Me tienen presa y me prohíben que cure mi salud. Es una locura lo que están haciendo. Mi desesperación de ayer fue esa. Lamentablemente me llegué a lastimar feo", le dijo Sala entre murmullos a Víctor Hugo Morales.
 
"No hay justicia en Jujuy. Quiero que alguien venga e intervenga en todo lo que está pasando a mí y a mis compañeras. No encuentro el camino. Esto es el comienzo de lo que voy a hacer, porque así no quiero seguir viviendo. Ningún juez me escucha, ningún fiscal me escucha", aseguró.
 
"No puede ser que haya dos resoluciones (de la Comisión Interamericana por los Derechos Humanos) y estos no hagan caso, es una vergüenza. Se cagan en todo y siguen avanzando", dijo la dirigente ante los escritos presentados por organizaciones de derechos humanos que rigen a nivel mundial,
 
En un momento de la entrevista, le preguntaron a Milagro Sala "con quién estaba hablando", y ella respondió: "Estoy hablando con un amigo", mientras la conversación salía al aire. A partir de ese momento, Sala tuvo que mantener su diálogo casi en forma clandestina con el periodista. Inmediatamente, y tras unas breves declaraciones más en voz baja, fue obligada a cortar la comunicación.