Los tres ex policías bonaerenses condenados hace 15 años a reclusión perpetua por la violación y asesinato de la adolescente Natalia Melmann, cometido en 2001 en la ciudad bonaerense de Miramar, fueron beneficiados este viernes con salidas transitorias de prisión por la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata, informaron fuentes judiciales.

Con esta resolución, tomada por la Sala II de ese tribunal, los condenados Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez podrán acceder a salidas de prisión una vez cada 15 días y por el lapso de 12 horas para reestablecer sus vínculos familiares.

Tras un pedido realizado por la defensa de los condenados, los magistrados decidieron otorgarles ese beneficio a los tres, luego de que el 12 de este mes les fuera negado por el juez de Ejecución Penal marplatense Ricardo Perdichizi.

Echenique, Anselmini y Suárez fueron condenados a reclusión perpetua en 2002 por el Tribunal Oral en lo Criminal 2, que los halló culpables de "privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual agravado y homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía, en concurso con dos o más personas para procurar su impunidad".

La abogada Constanza Berisso, representante de la familia Melmann, dijo estar disconforme con el fallo de Cámara y adelantó que recurrirá al Tribunal de Casación bonaerense para que se revise la decisión.

"No se ha probado que ningún violador, y menos un femicida, se pueda restablecer a la sociedad. La Cámara se basa en que tienen buena conducta pero no tiene en cuenta que están alojados en un penal de policías en donde nunca van a tener ningún inconveniente", preciso la letrada.

Berisso aseguró que los jueces "no tuvieron en cuenta el informe psicológico por parte del Servicio Penitenciario y rechazaron el pedido de la querella para que se haga un informe psiquiátrico por parte de la asesoría pericial y se evalúe exhaustivamente si estos tres asesinos están en condiciones de convivir con los vecinos de Miramar".

Tras conocer la medida judicial, el padre de la adolescente asesinada, Gustavo Melman, expresó: "Cometieron los delitos de violación seguida de muerte, rapto, tortura y eran agentes de seguridad. Tienen todos los elementos que el Código Penal castiga, es claro que deben cumplir la condena de reclusión perpetua".

En tanto, Laura, la madre de Natalia, se descompensó en el acceso a los tribunales marplatenses y debió recibir asistencia médica, al tiempo que otros allegados a la familia insultaron a la abogada de los ex policías.

Natalia Melmann (15) desapareció la madrugada del 4 de febrero de 2001 luego de ir a bailar a un boliche en Miramar y, cuatro días más tarde, su cadáver fue hallado escondido en el vivero municipal de esa ciudad.

La autopsia determinó que la adolescente fue violada de manera reiterada, quemada, maniatada y estrangulada con el cordón de sus zapatillas.

En 2002, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mar del Plata condenó a los suboficiales Suárez, Echenique y Anselmini a reclusión perpetua aunque cuatro años después el Tribunal de Casación redujo la pena a prisión perpetua, lo que les permitió a los condenados obtener beneficios como salidas laborales o transitorias.

Ese fallo fue revocado en 2010 por la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que ratificó la condena a reclusión perpetua, por lo que la defensora de los policías recurrió al máximo tribunal de la Nación, que también confirmó la pena impuesta.

Además de los ex policías, fue acusado por el hecho Gustavo "El Gallo" Fernández, quien fue condenado a 25 años de prisión acusado de haber "entregado" a la adolescente y, luego de que su pena fuera reducida a diez años, fue condenado por otro homicidio.