El presidente Mauricio Macri dio una conferencia de prensa durante la mañana tras la victoria del oficialismo en las elecciones legislativas, donde se refirió a las reformas por venir, a la tima de deuda y al aumento de los combustibles que comenzó a regir desde hoy.

Foto Prensa Presidencia
Foto Prensa Presidencia



“Es algo que no podemos hacer eternamente, pero mientras haya déficit fiscal, vamos a seguir tomando deuda”, adelantó Macri. “Esperamos aprobar en el Congreso un presupuesto que reduzca el déficit, que debe ser menor al 3,2 por ciento”, agregó.

Luego se refirió al aumento de los combustibles y afirmó que al asumir “el mundo tenía un nivel de las naftas mucho más barato”. “Cuando quisimos ir al precio internacional, vimos que había mucha gente que se quedaba sin trabajo. Hicimos acuerdo con los sectores para lograr un precio sostén”, siguió y aseguró que “si baja el precio de la nafta hay provincias que pierden trabajo”.

También prometió que “en el futuro el combustible va a volver a bajar. Argentina va a volver a ser una potencia en energía renovable". Mientras tanto, YPF y Shell aplicaron en las primeras horas de hoy un umento promedio de entre 9,5 y 10 por ciento en todos sus productos, y se espera que en las próximas horas sigan sus pasos Axion y Petrobras.

En cuanto a una eventual reforma laboral, dijo que la Argentina "no tiene que tener miedo a las reformas" porque "reformarse es crecer" y afirmó que el país entró durante su gestión "en una etapa de reformismo permanente".

"La reforma previsional está prevista en la ley de reparación histórica de los jubilados"
, lo que requerirá "el debate en el Congreso entre las fuerzas políticas", siguió y argumentó que las reformas tienen como fin que "toda la gente tenga las herramientas que le permitan desarrollarse", y que "quien se levanta temprano todos los días sienta que puede proyectarse" y no se beneficie al que "hace trampa y saca ventaja".

Noticias relacionadas