Foto: Dalel de Haro
Foto: Dalel de Haro

Al igual que el 1 de agosto, seis meses antes, un operativo de fuerzas conjuntas ingresó a la Pu Lof. Luego disparó, golpeó y torturó a quienes se acercaron a solidarizarse. Participaron empleados de Benetton y hubo causas armadas con argumentos insólitos. Hoy, en Esquel, transcurrió una de las audiencias sobre el caso.

Según consignó Revista Cítrica, en referencia a una entrevista realizada por FM Alas, el abogado Edgardo Manosalva, defensor de Ivana Huenelaf, Jorge Buchile, Javier Huenchupan, Daniela González, Gustavo Jaime y Pablo y Gonzalo Seguí, sostuvo que "en agosto fue la desaparición forzada de Santiago que terminó en su muerte, pero a los que iban en la camioneta el 10 de enero, las balas les pasaban a 10 o 30 centímetros, con lo cual, esta tragedia bien podría haber ocurrido en enero mismo".

Leé la nota completa.

Detalló que "las fuerzas de seguridad emboscan a un grupo de personas de civil, les disparan con balas de plomo y antitumulto; esto lo confesaron ellos, los policías; las persiguen, las tienen detenidas sin dar información, durante 12 horas en diferentes lugares y les arman un montaje con muchas de las pruebas que ellos decían tener y que desaparecen. Es evidente que han borrado pruebas que los comprometían, trucharon actas y mintieron en todas las declaraciones".