El presidente Mauricio Macri aseguró en Estados Unidos que avanzará con la reforma laboral "aunque los sindicatos no estén de acuerdo".

Crédito: @mauriciomacri
Crédito: @mauriciomacri



Respecto al respaldo para estos drásticos cambios agregó: "En este viaje me acompañan muchos peronistas, trabajamos juntos aunque tengamos diferencias”. En ese sentido, reconoció: “Necesitamos de ellos porque no tenemos mayoría en el Congreso".

"Tenemos una fuerte batalla con los sindicatos que, por ejemplo, no aceptan ni un sistema de evaluación, pero los ciudadanos quieren reformas", dijo Macri durante el almuerzo de la Americas Society del Council of the Americas, en Nueva York.

Por otro lado, el jefe de Estado cargó contra el populismo, al que comparó con "ir a una fiesta donde te dan todo el alcohol posible y a la mañana te explota la cabeza" y consideró que “dejó una sociedad quebrada, sin patrimonio, sin infraestructura. El mundo debería terminar con esto".

En ese sentido, se refirió a la situación de Venezuela: "No vemos una salida. La gente se está yendo del país y eso es parte del plan", consideró.

Durante el almuerzo, Macri aprovechó para convocar a empresarios a invertir en Argentina, con un mensaje a su par Donald Trump: "Este es el momento de América Latina y no sería muy inteligente si Estados Unidos deja de lado la región y no invierte".

Noticias relacionadas