Todo vuelve. Y también volvió el Fondo Monetario Internacional (FMI) a aplaudir las decisiones de un gobierno argentino. En esta oportunidad, la misión del organismo revisó de las cuentas del Estado conducido por Mauricio Macri, y en ese sentido concluyó que el ajuste emprendido por el Gobierno produjo un "significativo aumento de la eficiencia y sentado las bases para una inversión privada más vigorosa en los próximos años".

 
Afirmó además que, “acelerar las reformas contribuiría a mitigar las vulnerabilidades que se observan en las perspectivas a mediano plazo y promovería un crecimiento vigoroso, sostenido y equitativo”, según el comunicado de prensa.
 
La delegación del FMI finalizó este viernes sus actividades en Buenos Aires, con la cabeza de comitiva liderada por el italiano Roberto Cardarelli, quien está en el país desde el 31 de octubre.
 
Junto a Cardarelli, se encontraban Lusine Lusinyan, Jorge Canales Kriljenko, Paolo Dudine y Alex Pienkowski.
 
Del lado argentino estuvieron el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el secretario de Política Económica, Sebastián Galiani; el jefe de Asesores, Guido Sandleris; el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena; el jefe de Gabinete, Ariel Sigal y Gabriel Lopetegui, representante argentino ante del FMI.