La entrega de los Martín Fierro a la radio tuvo un momento de fuerte tensión durante el discurso de Alfredo Leuco, cuando su hijo Diego quiso trompear a otro de los presentes que abucheaba al padre.



"Una de las cosas que me gusta de ser periodista es que creo que hay que incomodar a los cómodos y acomodar a los incómodos”, había dicho el mayor de los Leuco que trabaja para el multimedios Clarín. “Acá está en la sala un periodista que hizo leer a su compañera un texto respecto de los compañeros que no tienen trabajo. Me queda decirle que se olvidó de algunos nombres: se olvidó de Sergio Szpolski, se olvidó de Electroingeniería, se olvidó de Cristóbal López, verdaderos delincuentes de los medios de comunicación que vaciaron y que vinieron a hacer política".



“Lamento mucho los compañeros que quedaron sin trabajo, pero hay que saber elegir bien quién es el tipo que tiene que estar en los medios de comunicación”, siguió y comenzaron los rechazos.

Entonces, Diego Leuco salió de su mesa para increpar a quién repudiaba a su papá y se desprendió varias veces de la chica que intentó separarlo. Finalmente, lo calmaron.