La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, manifestó este lunes su confianza de que "predomine la verdad" en el marco de la causa que investiga la desaparición y merte de Santiago Maldonado a partir de los resultados de la autopsia que se den a conocer el próximo 24, según lo anunciado.

“El 24 (de noviembre) a las 9.30 hay una reunión de todos los peritos donde se van a saber todos los detalles, todo lo que sucedió, y creo eso va a ayudar mucho a que la verdad sea la que predomine en este caso”, afirmó la funcionaria en declaraciones formuladas esta mañana.

Así lo expresó en diálogo con radio La Red, donde, a la vez, consideró que la evolución del caso del joven artesano “está siguiendo los caminos de la Justicia” y añadió que quiere “esperar hasta ese día” -en relación a la jornada en la que se darán a conocer los resultados de la autopsia- para opinar al respecto.

La funcionaria no se hace responsables del funcionario de su Ministerio, Pablo Noceti, cuya participación está probada la participación en la planificación del operativo ilegal contra los manifestantes que cortaban la Ruta 40.

Noceti estuvo en el lugar de los hechos en el momento de la desaparición de Santiago. Así lo ratificaron varios integrantes de la comunidad mapuche.

Como Soraya Maicoño: “Santiago es detenido entre las 13 y las 13.30 y a esa hora Noceti estaba en el lugar. El viene a eso de las dos y se pone a saludar en el lugar donde nos tenían retenidas. Nosotras no sabíamos entonces quién era. Después lo reconocimos por las fotos”.

Por su parte, Neri Garay, que permaneció en la ocasión junto a Soraya, agregó sobre Noceti: “Vuelve a pasar tipo cinco o seis de la tarde. Estuvo claramente dirigiendo el operativo. Saludó a cada uno de los gendarmes. Estaba ahí mientras las camionetas pasaban de un lado a otro. Él lo supo desde un primer momento”.

Noceti ya había tenido reuniones el día anterior al perimero de agosto con funcionarios y miembros de las fuerzas de seguridad para diagramar el fatídico operativo, que terminó con la desaparición de Maldonado. Lejos quedó aquella pretensión de la ministra Patricia Bullrich de que uno de sus hombres clave solamente "pasó a saludar" a los gendarmes.