El técnico informático Diego Lagomarsino es indagado esta mañana por primera vez en los tribunales federales de Retiro en calidad de imputado, tras el giro en la causa, como partícipe necesario en el homicidio del fiscal federal Alberto Nisman cuando investigaba el atentado a la AMIA.

El juez federal Julián Ercolini y el fiscal del caso Eduardo Taiano interrogan a Lagomarsino, quien declaró ya en la causa pero como testigo en el inicio de la investigación, cuando la causa se tramitaba en el fuero criminal ordinario.

Para la Fiscalía Nisman fue asesinado entre el 17 y 18 de enero de 2015 y sostiene que para ello se usó el arma registrada a nombre de Lagomarsino como parte de un plan orquestado para simular un suicidio.