La factura final para los usuarios de menor consumo del servicio eléctrico fuera del área metropolitana vendrá con aumentos de hasta el 38%, tras los ajustes aplicados en diciembre y febrero próximos, según anunció hoy el subsecretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, durante la audiencia pública que se lleva a cabo en el porteño Palacio de las Aguas.

Sruoga advirtió que “el impacto va a ser mayor en Edenor y Edesur”, es decir, “va a haber aumentos mayores”, porque se normalizará el valor agregado de distribución (VAD), tal como se hizo en los últimos años en las compañías distribuidoras provinciales.

El funcionario se excusó, de todos modos, de precisar el nivel de tales incrementos en la zona metropolitana, donde se concentra el 40% de la demanda del país, y sostuvo que “van a ser presentados por el ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad)”.

Sin embargo, en los últimos días, en la página web del organismo se había explicitado que los aumentos se desdoblaría en un 35% en diciembre y un 20% adicional en febrero.

“Por primera vez en muchos años vamos a cubrir la demanda con potencia disponible y las reservas van a hacer las que corresponda, por encima de la demanda”, sostuvo Sruoga, quien destacó las perspectivas de un verano con menos cortes de energía.