Mundo

Chile vota el domingo y Piñera tendrá que pasar a la segunda vuelta

El ex mandatario conservador es el favorito, seguido por el oficialista Alejandro Guillier y la postulante de los movimientos sociales Beatriz Sánchez, pero los sondeos y expertos dicen que no le alcanza y va balotaje en diciembre.

El ex mandatario conservador chileno Sebastián Piñera es el favorito en todos los sondeos para las elecciones del domingo en Chile, seguido por el oficialista Alejandro Guillier y la postulante de los movimientos sociales Beatriz Sánchez, pero otros cinco candidatos, que van de la ultraderecha a la izquierda, competirán para llegar a La Moneda.  El eventual balotaje, está fijado para el 17 de diciembre.

En las elecciones del domingo en Chile, en las que empezará a regir la reforma electoral promulgada en 2015 que estipula un sistema proporcional para la distribución de los cargos parlamentarios.

Piñera (Chile Vamos) aspira a alzarse con el triunfo en la primera vuelta y evitar el balotaje, fijado para el 17 de diciembre, pero es algo muy improbable según los últimos sondeos y opiniones de expertos.

El periodista y sociólogo Alejandro Guillier, se postula a la presidencia de Chile por la alianza de gobierno Nueva Mayoría (NM) y se erige como la carta del oficialismo para frenar el triunfo de la derecha. La candidatura de Guillier, de 64 años, es el síntoma más visible de la fragmentación y el desorden que marcó estos últimos meses a la NM, la coalición de partidos de centroizquierda que llevó a la presidenta Michelle Bachelet a su segundo mandato en las elecciones de 2013.

Marco Enríquez-Ominami (44), hijo del mítico líder del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Miguel Enríquez, muerto en 1974 en combate contra agentes de la policía secreta de la dictadura, se postula por tercera vez a la presidencia.Su padre se quedó en Chile a combatir la dictadura y su madre se exilió en Francia, donde se unió al economista Carlos Ominami, que lo crió como hijo propio, lo que él retribuyó legalizando su apellido. "Junté el nombre de quien me dio la vida con el de quien me la salvó", explica el candidato progresista, cuyo padre adoptivo ha sido ministro y senador. El ex diputado socialista es el líder del Partido Progresista (PRO), una formación de izquierda creada por él mismo en 2010.

Durante la campaña, se proclamó como el verdadero defensor del legado de Michelle Bachelet y dirigió sus ataques contra Piñera. Su mejor votación fue la primera, en 2009, cuando logró un sorpresivo 20,13%, que no le alcanzó para pasar a la segunda vuelta. En 2013, también logró el tercer lugar, pero con 10,99%.

Carolina Goic (44) se presenta por el oficialista Partido Demócrata Cristiano (PDC), que decidió presentar una candidatura separada de la alianza de gobierno de centroizquierda por primera vez desde 1990. Senadora y presidente del PDC, el mayor bloque que respalda a la presidenta socialista Michelle Bachelet, es una de las pocas mujeres en Chile que dirige un partido político. Alcanzó gran notoriedad cuando, en su calidad de máxima dirigente partidaria, pidió perdón en nombre de los políticos por los graves casos de corrupción conocidos en Chile, al despedir en 2016 los restos del ex presidente Patricio Aylwin, reconocido por su austeridad.Tras el golpe militar de septiembre de 1973, con poco más de un año de edad, Goic partió al exilio con su familia. Sólo pudo regresar 13 años después luego de vivir en El Salvador, Ecuador y Guatemala.

José Antonio Kast (51), diputado ultraconservador, es el representante del neopinochetismo, que propone derogar la recién aprobada ley del aborto, enviar al Ejército para sofocar el conflicto mapuche en el sur del país y cerrar la frontera con Bolivia para terminar con el narcotráfico. También afirmó que "a los chilenos les hace falta dios y el Estado debe promover la religión en colegios". Durante la campaña, Kast dijo estar seguro de que, si aún viviera, el ex dictador Augusto Pinochet votaría por él.
Abogado de profesión, casado y padre de nueve hijos, Kast apeló, entre otros, al voto de la llamada "familia militar", integrada por ex miembros de las Fuerzas Armadas.

Alejandro Navarro (58) es el candidato por el partido PAÍS, una pequeña formación de izquierda que propone "cambios profundos y revolucionarios".  Profesor de filosofía y académico universitario, renunció en 2009 a más de 30 años de militancia en el Partido Socialista. Senador independiente que generalmente vota favorablemente los proyectos del oficialismo, es partidario de estatizar los servicios básicos de agua, luz y gas, hoy en manos privadas.

Eduardo Artés (66) es el candidato por la izquierdista Unión Patriótica (UPA), formación que declara su simpatía por gobiernos como el de Corea del Norte o el de Venezuela.  Profesor de Educación Básica, su proyecto de gobierno "es luchar por un nuevo Chile, plurinacional, soberano, democrático y con justicia social" y promueve una Asamblea Constituyente que permita el nacimiento de una nueva Constitución.  Partidario de la recuperación de los recursos básicos, potenciar la pequeña y mediana empresa para industrializar el país y reformar el sistema judicial, Artés considera su postulación como "la única candidatura de izquierda".

Noticias de “Chile”
Seguinos