La diputada nacional y pieza clave de Cambiemos, Elisa Carrió, expulsó a la senadora rionegrina Magdalena Odarda, quien suele solidarizarse con la lucha de la población patagónica contra los terratenientes de la zona, amigos de Mauricio Macri, como Joe Lewis y Luciano Benetton.

Según consignó La Izquierda Diario y el sitio Letra P, la líder de la Coalición Cívica-ARI tomó incluso la decisión de intervenir la regional provincial del partido. El 28 de este mes se reunirá la mesa nacional del agrupamiento y se designarán interventores. Odarda dejará de ser una de las referentes a nivel regional, y ya anunció que formará un nuevo sello político-electoral.
 
Hace dos días habían llegado desde Río Negro, para reunirse con dirigentes nacionales de la CC-ARI, el diputado provincial Jorge Ocampos y Javier Acevedo, opositor a Odarda. Allí terminaron de resolver la intervención.
 
Ocampos dijo a Letra P que esperaban “que la fuerza se alineara a lo que desde hace tiempo se hace en todo el país”.
 
La senadora nacional Odarda, perteneciente a Cambiemos, acompañó gran parte de las iniciativas oficiales, y fue la única dirigente de ese espacio que denunció las acciones de Joe Lewis como terrateniente y empresario. 
 
Participó de movilizaciones al Lago Escondido (cercado por Lewis impidiendo el acceso público) y de presentaciones judiciales en contra de terratenientes en la Patagonia.
 
Fue de las pocas que acompañó la prórroga de la Ley de Tierras que impide el desalojo de los pueblos originarios.
 
Odarda había relacionado el caso de Santiago Maldonado con la problemática de la propiedad de la tierra y los pueblos indígenas. En ese marco explicó por qué el partido al que pertenece se negó a tratar en ambas cámaras el proyecto de Ley de Propiedad Comunitaria Indígena, presentado en diciembre de 2015 por un grupo de legisladores entre quienes se encontraban ella y la diputada del PTS-FIT Myriam Bregman.
 
“En la dictadura y después con el menemismo comenzó un proceso de extranjerización de tierras gracias a leyes y a gobiernos permisivos que facilitaron la venta de tierras a grupos de inversión extranjeros”, recuerda Odarda. Entre esos grupos están, dijo, los encabezados por Luciano Benetton y Joe Lewis, el primero involucrado en la persecución a la comunidad de Cushamen donde desapareció y luego fue hallado muerto Santiago Maldonado. Y el segundo, un amigo personal de Mauricio Macri, a quien -entre otras cosas- el Presidente le condonó una deuda multimillonaria que el magnate inglés mantenía con el Estado.
 
Odarda reivindicó la lucha por el acceso a Lago Escondido “y para que se cumpla la Constitución de Río Negro”, que en su artículo 73 asegura “el libre acceso con fines recreativos a las riberas, costas de los ríos, mares y espejos de agua de dominio público”. 
La senadora detalló que “Lewis construyó su mansión con un jardín que se superpone con un camino público. Y para llegar a Lago Escondido hay por lo menos seis tranqueras. Todas cerradas por Lewis. Siempre me acuerdo de lo que dijo Nicolás Van Ditmar, el empresario de Hidden Lake, la empresa de Lewis: Vamos a defender la propiedad privada con el Winchester en la cintura. Para ellos, los ciudadanos quedamos del otro lado de la tranquera”, sentenció Odarda, de quien ahora Carrió la desplazó de su partido.