El asesino Charles Manson, uno de los criminales más famosos del siglo pasado, falleció hoy en un hospital de de la localidad de Bakersfield, California.

Captura CBS Los Angeles
Captura CBS Los Angeles



Con 83 años, cumplía cadena perpetua en la cárcel de Corcoran, California,  por los crímenes cometidos en 1969 a manos de los miembros de la secta que lideraba, denominada la masacre de Bel Air. Días atrás, había sido internado por su grave estado de salud.

Una de las víctimas del denominado “clan Manson” fue la actriz Sharon Tate, que estaba a punto de dar a luz a su primer hijo, fruto de su relación con el director de cine Roman Polanski.

Manson tenía numerosas sanciones por mal comportamiento en la cárcel en la que estaba desde 1971, donde también se grabó en el entrecejo una esvástica.

Manson se había hecho conocido en agosto de 1969 con una sangrienta espiral de violencia en la que él y los seguidores de su secta, conocidos como asesinaron a siete personas para provocar una guerra racial. No estuvo en el lugar de los hechos, pero tras un largo juicio fue condenado por ser el cerebro de los asesinatos.

Lo habían sentenciado a morir en la cámara de gas en 1971, pero la pena fue conmutada a cadena perpetua después de que los tribunales declararan inconstitucional castigar con la muerte a los reclusos en el estado de California.