Los anuncios de los aumentos de servicios esenciales como electricidad y gas que regirán a partir de diciembre fueron “la” noticia (mala) de la semana. La luz subirá un promedio de 70% para Capital y Gran Buenos Aires, 38% para el resto del país, mientras que el gas trepará un 45% promedio en todo el territorio nacional.

Ante estos aumentos que tienen que ver con un presunto proceso de "normalización" y/o "sinceramiento" de los cuadros tarifarios, según alega el Gobierno, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, adelantó hoy que la administración de Cambiemos se autocomprometió a cumplir la ley recién desde la mitad de 2019, por la cual, sólo subirán los servicios por inflación. 

"A partir del segundo semestre de 2019, el Gobierno se ha propuesto cumplir con la ley y que solamente haya a partir de ese momento aumentos por el índice inflacionario, conforme lo dice el marco regulatorio", informó en declaraciones a Radio La Red.

"Este verano, a igualdad de temperatura, vamos a tener menos cortes que el año pasado".

En diálogo con radio La Red, el ex presidente de Shell Argentina repasó los aumentos que se acordaron tras las últimas audiencias públicas. "En promedio en todo el país en diciembre el gas va a aumentar un 45%. El aumento irá de 22% a 60% como máximo, depende la conducta de cada uno de los usuarios", detalló.

En tanto, Aranguren señaló que en el caso de la luz "en todo el país la generación y el transporte aumentan 21% en diciembre y 13% en enero, que acumulado da 38%".

Acerca de los apagones de energía eléctrica - que ya se registraron en el área metropolitana de Buenos Aires con los primeros calores primaverales- el ministro aseguró que "en el período enero-agosto 2017 hubo 45% menos de cortes que el mismo período del año anterior" y prometió: "Este verano, a igualdad de temperatura, vamos a tener menos cortes que el año pasado".