El submarino ARA San Juan de la Armada informó de una falla el pasado miércoles durante su última comunicación, reconoció este lunes Gabriel Galeazzi, portavoz de la fuerza naval en la ciudad balnearia de Mar del Plata, donde tenía su base permenente el navío desaparecido, con 44 tripulantes a bordo.

"El día miércoles (desde el submarino se) informó de un principio de avería", señaló Galeazzi en una rueda de prensa. El submarino, con 44 tripulantes a bordo, informó en su último contacto de un cortocircuito en su batería.

"Estaba patrullando en el sur y, cuando informaron de esto, se les dio rumbo directo a Mar del Plata", señaló el representante de la Armada.

La Armada desplegó entonces una serie de medios "apenas se tuvo esa información". "El submarino siempre está bajo control desde tierra", contextualizó.

El miércoles por la mañana, la nave señaló su última posición a 430 kilómetros del punto más cercano de la costa de Puerto Madryn, en Chubut.

Como comandante de buques hidrográficos, Galeazzi aclaró que es "normal que haya averías" en cambios de generadores, radares, o sensores.

"Un buque es un sistema muy complejo, es una ciudad navegando con mucha gente, así que no tiene un sólo motor sino muchos sistemas redundantes, razón por la cual pasa de un sistema a otro", afirmó.