"Los jubilados vienen perdiendo por goleada histórica porque nunca hubo una recomposición del haber", expresó este lunes el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, al criticar el proyecto de reforma previsional que envió el Gobierno nacional al Congreso para su tratamiento. 

"Los hechos objetivos son que tenemos 3 millones de jubilados con un haber paupérrimo de $7.600 cuando su canasta supera los $15 mil", aseguró en declaraciones a radio Provincia. El gerontólogo explicó que el costo de vida de los ancianos es alto porque necesitan consumir medicamentos, los cuales "aumentaron un 170 por ciento entre 2015 y 2016”.

La semana pasada, el Gobierno nacional acordó con los gobernadores la reforma previsional que tiene entre sus principales puntos aumentos por encima de la inflación, 82 por ciento móvil a los beneficiarios del haber mínimo y extensión optativa de la edad jubilatoria a los 70 años.

En cuanto a este último ítem, Semino planteó que con haberes tan bajos es cuestión de necesidad continuar trabajando. "No hay voluntariedad cuando no hay un salario que se corresponda: puedo optar jubilarme a los 65 años si la jubilación me garantiza mi actual estándar de vida, pero si eso no alcanza a la mitad de lo que gano en actividad, no hay voluntariedad sino compulsión”.