La Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura aprobó este jueves la citación para el 7 de diciembre del juez federal Daniel Rafecas, a quien se investiga por presunto mal desempeño de sus funciones, para que realice su descargo como paso previo a lo que podría derivar en un pedido de juicio político.

En la votación, el dictamen para citar al titular del Juzgado Federal N°3 cosechó seis votos positivos, mientras que tuvo dos votos negativos (uno de ellos, a raíz de una disidencia parcial).

A favor de citar a Rafecas estuvieron los consejeros Ángel Rozas, Miguel Piedecasas, Pablo Tonelli, Juan Bautista Mahiques, Jorge Candis y Gustavo Valdés; por la negativa se pronunció Leónidas Moldes y, en carácter parcial, Luis María Cabral, quien había solicitado la postergación del tratamiento del dictamen.

Rozas fue el instructor del pedido de citación contra Rafecas. El centro de la acusación por mal desempeño es, según sintetizó el legislador chaqueño, "haber desestimado la gravísima denuncia efectuada por el fiscal Alberto Nisman sin dar lugar a la mínima investigación, con insuficiente formulación, con manifestaciones políticas impropias e inusual premura".

El senador radical puntualizó que "pasaron siete días hábiles desde la solicitud fiscal (de investigar la denuncia) a la decisión (de Rafecas de desestimar)".

Las denuncias que derivaron en el proceso abierto contra Rafecas en el Consejo de la Magistratura fueron radicadas por los diputados de Cambiemos Elisa Carrió y Waldo Wolff, quien además de la crítica al fallo sobre la denuncia de Nisman, agregó que el magistrado lo llamó para increparlo telefónicamente y que en esa comunicación hubo una amenaza de muerte procedente de una voz femenina.

Rozas resumió los planteos de Wolff contra el desempeño de Rafecas. "Wolff dijo que Rafecas denostó a Nisman en una reunión en su despacho", puntualizó el consejero, y resaltó que el juez "llamó a Wolff, lo intimidó y lo hostigó", como reproche a las críticas mediáticas del diputado a la desestimación de la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner y funcionarios, como el ex canciller Héctor Timerman, por presunto encubrimiento de los sospechosos iraníes de perpetrar el atentado contra la AMIA. "Una voz femenina lo amenazó de muerte" del otro lado de la línea, mientras Rafecas le hablaba, subrayó Rozas.

Tras plantear que existen elementos para "concluir en causal de remoción", el consejero instructor resumió que Rafecas "se ha negado deliberadamente a investigar el encubrimiento", como también "a producir pruebas", que tuvo una "inusual premura" para desechar los planteos de Nisman, y que "ha actuado con parcialidad" y profirió "agravios contra el denunciante y (comentarios) positivos para la otra parte". Rozas planteó que el titular del Juzgado Federal N°3 actuó "con arbitrariedad intencional, con la finalidad de favorecer a los más altos funcionarios públicos".

Entre las voces que criticaron el pedido estuvieron las de Moldes y Rodolfo Tailhade, quien no es miembro de la Comisión de Acusación. También el consejero Cabral se distanció del planteo del oficialismo y rechazó citar a Rafecas.

"El cuerpo no puede evaluar aciertos o desaciertos de la sentencia", subrayó Moldes. "Ninguno de los elementos subjetivos para torcer una decisión están acreditados", completó.

Tailhade fue irónico y, dirigiéndose a los periodistas presentes en la sala del Consejo de la Magistratura, dio la bienvenida a "la República Cambiemos donde, si tenés los votos, te vas a cargar un juez y no importa si no es legal". Ejemplificó con expedientes que avanzaron en el Consejo contra los magistrados Martina Forns, "por el fallo contra el tarifazo", y Graciela Marino y Enrique Arias Gibert, "por homologar una paritaria (la bancaria)".

Apuntó que "los siete días (que marcó Rozas para plantear la premura de Rafecas en el desistimiento de la denuncia de Nisman) son los que marca el Código".

El consejero kirchnerista cuestionó a Wolff, uno de los impulsores de la denuncia contra Rafecas. "A Waldo Wolff no le creo nada. Es más, él forma parte de una disputa geopolítica que nos excede. Es en ese marco que se está avanzando contra el juez Rafecas". Además, Tailhade se preguntó "¿Por qué la comunidad judía, con la DAIA a la cabeza, ataca a un juez como Rafecas,comprometido contra la shoá?". El consejero no votó, ya que presenció el debate, pero no forma parte de la Comisión de Disciplina y Acusación.

Fue el consejero oficialista Mahiques quien, antes de adelantar su voto positivo, contraatacó a Tailhade. Dijo que el consejero kirchnerista "no recuerda que la denuncia a Forns fue desestimada", y también el avance contra Arias Gibert. "Hoy hay una república; antes no la había, era más parecido a una monarquía", señaló Mahiques en uno de los pasajes más calientes del debate.

"Antes no se investigaba nada", resaltó. Y completó: "Esta 'barbaridad' no es otra cosa que darle a Rafecas la posibilidad de dar explicaciones".

Tonelli y Piedecasas fueron los encargados de defender la postura de citar a Rafecas por su fallo sobre la denuncia de Nisman. "Es posible enjuiciar a un magistrado cuando la sentencia es fraudulenta y con intencionalidad de favorecer a un sector político", argumentó Piedecasas.

Tonelli cerró el debate tras la votación y la aprobación de la citación para Rafecas, que deberá concurrir a dar sus explicaciones el jueves 7 de diciembre, a las 9.