El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa concretó hoy la vuelta a su país tras su prologanda estadía en Europa desde que culminó su mandato.

Una multitud de simpatizantes se acercó al aeropuerto de Guayaquil para saludarlo y manifestarle su apoyo. Sin embargo, un grupo de anticorreístas encabezados por otro presidente, el hoy "resucitado" Abdalá Bucaram, también se hizo presente en el lugar, provocando incidentes que terminaron con algunos heridos.

Luego de arribar a destino, Correa hizo referencia a esos hechos: "Lastimosamente cierta derecha y los pocos roldosistas que quedan, generaron incidentes antes de mi llegada. Triste ver que, como en el viejo país, hasta un descalificado como Abdalá Bucaram, impunemente haga lo que quiera".

Sin embargo, llamó a ser "pacíficos" y señaló: "Que nada nos quite nuestra alegría, ni siquiera los duros momentos que la Patria y la Revolución están pasando. Muchas gracias a los miles de compañeros que me esperaron hasta la madrugada".