Aerolíneas dejará de volar hacia Barcelona y los trabajadores denuncian vaciamiento
Aerolíneas dejará de volar hacia Barcelona y los trabajadores denuncian vaciamiento

Aerolíneas Argentinas dejará de realizar vuelos directos desde Buenos Aires a Barcelona a partir de febrero 2018. La empresa adjudica esta decisión a temas de competitividad en tanto que los trabajadores reafirman las denuncias de achicamiento que vienen realizando desde el alejamiento de Isela Constantitni al frente de la empresa estatal.

"Primero se eliminaron frecuencias semanales con el pretexto de deberse a causas gremiales, para culpar a los gremios de esa reducción. Ahora, finalmente, quedó expuesta la intención política verdadera de las autoridades de Grupo AR y del gobierno nacional, al disponer directamente la eliminación de la ruta a Barcelona, aduciendo falta de rentabilidad", reza el comunicado de los gremios al conocerse esta decisión y advierten sobre "la ejecución de un Plan Sistemático de cierre de Aerolíneas Argentinas y Austral, o su reducción a una mínima expresión empresarial".

Ese Plan Sistemático, que busca hacer desaparecer a  la aerolínea de bandera, "comenzó entregando nuestro mercado aéreo de cabotaje, regional e internacional a decenas de empresas en su gran mayoría extranjeras y Low Cost, que captan pasajeros locales desde nuestras provincias y lo transportan al exterior; o, que han sido autorizadas con cientos de nuevas rutas y frecuencias a operar dentro nuestro país. Por ejemplo, la aérea española Level - propiedad de Iberia -, casualmente, ha sido recientemente autorizada a explotar la ruta a Barcelona en 5 frecuencias semanales, las mismas que tenía Aerolíneas Argentinas y acaba de eliminar".

Los gremios señalan que al mismo tiempo a  Aerolíneas y Austral se les reduce año a año drásticamente los subsidios pero se les impide compensar esa reducción ganando mercado o aumentando pasajeros para incrementar sus ingresos y rentabilidad. "El crecimiento de pasajeros que la conducción de Aerolíneas Argentinas y Austral junto con el Ministerio de Transporte alardean es a causa de la significativa rebaja en los precios de los pasajes, y no implican más ganancias empresariales para reducir su déficit. Iberia y Marsans, también afirmaban que las dos empresas estaban creciendo e iban a mejorar aún más, hasta el día que colapsaron", señalaron.

Por último, adviriteron que "se está llevando deliberadamente a Aerolíneas Argentinas y Austral a una asfixia financiera que hará imposible su continuidad y las obligarán a seguir achicándose, y/o endeudarse, y/o vender sus acciones. Encubriendo esa real política de Estado, culpando a sus trabajadores, sus representantes sindicales o a un falso libre mercado formateado expresamente desde nuestro Estado nacional".

Ante esta situación, los gremios adelantaron que se reunirán para evaluar un plan de lucha para evitar el vacimiento de Aerolíneas y Austral.