Foto Telam
Foto Telam

"Quieren humillar a la oposición", disparó el dirigente social Luis D`Elía cuando la Policía ingresó en su casa de Laferrere, partido de La Matanza, para detenerlo por orden del juez Bonadio, en el marco de la causa por presunto encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA.

La causa que con notable velocidad tramita Bonadio para beneplácito de la Casa Rosada comenzó cuando Alberto Nisman firmó su hipótesis sobre el presunto encubrimiento que significó el memorando firmado entre el gobierno de Cristina Fernández e Irán.

Al ser preguntado sobre la detención, D'Elía disparó que eso no le importa. "A mí que me hagan lo que quieran. Es una causa política. La humillación de la oposición quieren", disparó.

Por su parte, la esposa de D'elía y diputada provincial Alicia Sánchez (FpV), calificó el hecho como "una injusticia" frente a los periodistas.

"Yo les pido que dejen de hacer este circo para la población, eso lo puedo entender, pero lo que no puedo entender es la injusticia. Esto es abrir las puertas del infierno", añadió la diputada, luego de analizar que "no puede ser que en la Argentina haya presos políticos".