Ayer se llevó a cabo el peritaje en la comunidad mapuche de Lafken Winkul Mapu, escenario a donde tuvo lugar una violenta represión par parte de las fuerzas de seguridad del Estado nacional, y que dejó como saldo el asesinato de Rafael Nahuel, caso que se encuentra en plena investigación.

En ese sentido, y tras los dichos de la ministro de Seguridad Nacional, Patricia Bullrich, se llevó a cabo el rastrillaje en busca de armas de guerra, granadas, máscaras de gas, y demás cuestiones que, según la misnistra, fueron utilizadas por los mapuche. Las tareas culminaron cerca de las 21.
 
Según una publicación de Revista Cítrica, medio que se encuentra en el lugar de los hechos, nada de eso fue encontrado. Sin embargo, lo que sí fue hallado por los peritos dirigidos por el juez Gustavo Villanueva, fue un verdadero sembradío de casquillos de munición de plomo 9mm, calibre que es utilizado por el Grupo Albatros de Prefectura.

Video de Revista Cítrica donde se observa la salida de las fuerzas de seguridad que participaron del peritaje, quienes fueron abucheados al grito de "¡asesinos!".

"Las pruebas recogidas confirmarían lo que sólo se niega a reconocer el Gobierno: que a Rafael Nahuel lo mató una bala del Grupo Albatros de Prefectura", consigna la investigación de Revista Cítrica. “Algunas postas de goma anti tumulto y muchas vainas de 9mm, que son las que utilizó el Grupo Albatros que mató a Rafael e hirió a otras dos personas", dijo el abogado Matías Schrarer, quien representa legalmente a Lautaro González y Fausto Jones Huala.
 
El horario que se había fijado para el ingreso a la lof era a las 8 de la mañana. Sin embargo, recién un par de horas después se hizo presente el juez Gustavo Villanueva, fuertemente custodiado, y acompañado de más de 60 efectivos de diferentes divisiones de la Policía Federal, más los peritos oficiales y de las partes. De la visión ocular y el peritaje también participaron el padre y el hermano de Rafael, abogados, secretarios del juez, personal de la Fiscalía y Defensoría de Menores y representantes de organismos de derechos humanos.