La defensa del ex canciller Héctor Timerman, el abogado Alejandro Rúa, pidió este lunes la excarcelación por razones de salud en la causa donde está procesado con arresto domiciliario por supuesta traición a la Patria y encubrimiento del atentado a la Amia.

Timerman debe realizarse chequeos y estudios cotidianamente por su delicado estado de salud. (Crédito foto: Cedoc)
Timerman debe realizarse chequeos y estudios cotidianamente por su delicado estado de salud. (Crédito foto: Cedoc)

Rúa (quien también defiende a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner) pidió al juez Claudio Bonadio la excarcelación del diplomático de 63 años debido a su delicado estado de salud. "Se hace necesario que no esté con prisión domiciliaria ya que requiere de tratamiento prolongado. En noviembre estuvo yendo todos los días a realizarse diversos exámenes médicos y no puede estar preso, tiene que seguir saliendo para ser asistido”, explicó el letrado.

“La prisión preventiva no es necesaria, Timerman estuvo siempre a derecho y no ocupa cargo público para argumentar que debe quedar detenido”, señala el abogado en el escrito de ocho páginas que presentó. El magistrado debe analizar ahora si concede o no el pedido.

Sobre la acusación de traición a la patria que les endilgó Bonadio a él y a la ex Presidenta por firmar el Memorándum con Irán, el ex funcionario habló este fin de semana con Página 12. "Es muy doloroso. Este es mi país, donde nací, donde elegí vivir, donde luché y estuve dispuesto a cualquier sacrificio en la búsqueda de un país mejor. Y lo hice siempre de buena fe. La acusación es un acto de desesperación, porque no tiene ni una prueba contra nosotros ya que no existió ningún delito. A mi me golpea doblemente por ser judío. A los judíos nos acusan de doble lealtad, ubicándonos como si fuéramos argentinos de segunda categoría. Me hace volver a la infancia cuando nos apretaban preguntándonos si éramos leales a la Argentina o a Israel. Es una infamia", consideró.