A la agitada jornada de este lunes en la Cámara de Diputados no le faltó nada. A las peleas y chicanas que se vivieron dentro del recinto donde sesionaba la comisión de Previsión, se sumaron también episodios en plena calle.

Uno de ellos fue el que vivió el diputado Pablo Tonelli, quien fue reconocido por un grupo de jubilados que manifestaba frente a la entrada del edificio anexto de la cámara baja sobre la calle Riobamba e insultado con gritos y cánticos. De todos modos, el legislador oficialista ingresó rápidamente y no recibió agresiones directas.

Los manifestantes acusaban al oficialismo de impulsar la reforma que recortará de manera importante sus próximos aumentos de haberes. Según los cálculos de los economistas, la fórmula de actualización que se viene implementando en los últimos años otorgaría un aumento del 14,5% en marzo, mientras que con el proyecto que impulsa el gobierno sería de apenas 5,7%.