La sesión especial comenzó a las 14.13, con la presencia de 130 legisladores. El oficialismo intenta sancionar la norma que modifica la fórmula que calcula la actualización de haberes jubilatorios y asignaciones familiares. La oposición pide que se levante la sesión por la violencia que se desató contra los manifestantes.

El oficialismo logró conseguir el quórum para arrancar con el debate de la ley de reforma previsional en la Cámara baja. 

La sesión en vivo.

A pedido de Horacio Pietragalla (FpV-PJ), quien alertó por la represión en las afueras del Palacio Legislativo, el cuerpo votó a las 15.19 pasar a un cuarto intermedio de cinco minutos, que finalmente se extendió por aproximadamente media hora.

El titular de la Cámara, Emilio Monzó, se fue a reunir con todos los jefes de bloque."Hay agresiones en las calles pero estiman controlarlas en la próxima media hora. Yo tengo el control y la sesión sigue", dijo Emilio Monzó. Sin embargo, la batalla campal en las calles recrudeció violentamente.

"Hay un monje negro en esta historia. A usted le tiraron una bolsa de pescado podrido con un acuerdo que no estaba cerrado. Usted nunca tuvo 129 diputados porque la división de poderes se vulneró", dijo la lesgiladora Graciela Camaño a Monzó sobre Peña.

En el comienzo de la sesión, Abel Furlán (FpV-PJ) pidió un apartamiento del reglamento para tratar un proyecto que va en línea con la propuesta de la CGT: que se convoque a una consulta popular sobre la reforma previsional.

El diputado dijo que se trata de “un tema tan sensible para todos los argentinos” que “tiene en vilo a miles y miles de jubilados y jubiladas de nuestro país”. La votación para incorporar la iniciativa resultó con 133 votos negativos y 112 positivos.

Graciela Camaño, por su parte, dijo que "el problema que tenemos en la calle no es el kirchnerismo corrupto, no es la oposición piquetera, como dijo este señor -Marcos Peña- que está a tiro de moción de censura".

Pidió "no bajar el volumen de la voz para hacer creer que somos los buenos. Los buenos no le roban a los jubilados, a los pensionados, y no pueden ser tan hipócritas que hasta nos olvidamos de los discursos que hicimos en el pasado". 

El diputado Leopoldo Moreau criticó a Elisa Carrió al decir que "la República que pregona la diputada es la de la represión, es la que mete presos a opositores y deporta extranjeros".

Carrió le respondió por twitter, y lo acusó de "ser parte del golpe del 2001".

Moreau pidió "levantar la sesión" por los graves hechos de violencia en el centro porteño y dijo que "no juguemos toda la noche a la ruleta rusa con la democracia argentina".

"Esta república que pregona la diputada -Carrió- es la república de la represión, que mete presos a opositores y lee encuestas donde el 80 por ciento no quiere la ley previsional, pero el 20 pide mano dura", denunció.

"Despertaron el enano fascista y cuando uno lo despierta le tienen que dar de comer todos los días", dijo, sobre el Gobierno Nacional.

"Moreau fue parte del golpe en 2001, cuando me ofrecieron ser ministro de Justicia", y "Moreau, gran traidor a la Nación, el que maneja Anses hace 30 años", fueron los tuits que publicó Carrió. Además, se solidarizó "con los heridos de la Policía de Buenos Aires".

El legislador de izquierda Nicolás del Caño, argumentó: "Nos sentimos agraviados por lo que sucede afuera: balas de goma, palazos y balas de plomo". Pidió levantar la sesión, pero no obtuvo apoyo porque los votos negativos a su propuesta fueron 128 contra 114.

La mayoría de los legisladores de la oposición pidió suspender para no repetir "otra jornada trágica" en la Argentina. "Levantemos la reunión. No juguemos toda la noche a la ruleta rusa con la democracia argentina", dijo el diputado Leopoldo Moreau.

A su turno, Santiago Igon, legislador del FpV - PJ señaló: "Esta sesión no puede seguir. Va a terminar con más heridos o hasta con un muerto. Si eso pasa háganse cargo porque los responsables van a ser ustedes".