Cambiemos decidió tensar más la cuerda y aumentar el mal clima social violentado por la reforma previsional aprobada esta madrugada. El interbloque oficialista intenta darle media sanción al proyecto de ley de reforma tributaria. “Estamos ante la reforma más ambiciosa y profunda que se ha hecho en las últimas décadas”, destacó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina (Pro).

Casi como un reflejo de lo que está sucediendo en el palacio legislativo de los Estados Unidos, donde la Cámara de Representantes dio media sanción a la mayor reforma tributaria de las últimas tres décadas en el país del norte, impulsada por el presidente y empresario Donald Trump, el PRO busca hacer lo mismo en el Congreso.

La cuestión de privilegio del presidente del bloque del PRO Nicolás Massot contra diputados de la oposición enardeció más la sesión: "Usted Cabandié, y Pietragalla... ambos deben sentirse muy incómodos por ser conducidos por el jefe de Milani. Yo estoy orgulloso y agradecido de la familia a la que pertenezco y el apellido que cargo", dijo Massot, y no tardaron en llegar las respuestas de los diputados del Frente para la Victoria.

"A mi me parece una verdad de perogrullo que Massot esté orgulloso de su familia. No es un argumento político", dijo Agustin Rossi y agregó: "Para los familiares de algunos de los que están sentados acá, la dictadura no fue una dictadura. Simplemente fue otro gobierno. Eso nos hace distintos".

"Nosotros venimos acá a discutir de política. Lo que nos tiene harto es que lo que no consiguen acá lo van a buscar a la Justicia", dijo, por la denuncia penal.

Agregó Horacio Pietragalla: "Hablás desde una ignorancia muy grande. Nosotros estamos orgullosos de nuestros padres. Lucharon hasta último momento por la igualdad social".

Recordó: "Los grupos económicos que integran ustedes, con la dictadura, se favorecieron". Y, sobre la figura de Massot, sentenció: "Desenmascaramos a la complicidad civil. Hoy la sociedad sabe quién es el tío del señor. Eso es lo que más les duele". 

"Mañana arranca la causa Ford. El tío del señor entregó a dos sindicalistas que trabajaban en el Diario La Nueva Provincia", recordó Pietragalla.

A su turno, Juan Cabandié expresó: "La familia de Massot es responsable de la desaparición de mis padres y de 30.000. Pero no lo responsabilizo al diputado. Me parece que es desacertada su intervención".

"Si me corriese el rencor o el odio, Massot no hubiera entrado a mi casa. Y está invitado nuevamente. La primera vez que vino, Massot me preguntó dónde había nacido. Le dije que en la Esma. De colorado pasó a bordó", aseguró.

La violencia de Cambiemos en el recinto aumentó de la mano de Fernando Iglesias, quien se metió en la discusión con gritos. A lo que Cabandié le respondió: "Callate, sos un odiador serial".

Finalmente, el diputado declaró: "Yo hago responsable a la familia Massot de la desaparición de mis papás y de familias de Bahía Blanca. Fue instrumento propagandístico de la dictadura".