Foto: @di__tir
Foto: @di__tir

Las promesas de las empresas proveedoras de energía eléctrica no se cumplieron este verano. Según reportan las propias prestadoras, a las 0.30 del sábado la cantidad de usuarios sin luz era de 191.627.

De acuerdo a lo publicado en el sitio oficial del ENRE (Ente Regulador de Energía Eléctrica), esa cifra total corresponde a 71.192 hogares atendidos por Edesur y 120.435 que corresponden a Edenor.

Esto ocurre a pesar de los fuertes aumentos tarifarios que vienen sufriendo los usuarios en los últimos dos años. Sin ir más lejos, este mes de diciembre el incremento fue del 43%, y ya está anunciado otro 24% para febrero.

Estas subas vienen superando desde la asunción del gobierno de Mauricio Macri a cualquier otro índice, ya sea de inflación o de salarios. El gobierno ha quitado los subsidios y, además, aumentó el valor que cobran las compañías.

Edesur y Edenor, que se vieron beneficiadas por varias medidas de la actual administración, se comprometió a mejorar los servicios y a realizar obras de mantenimiento, pero hasta el momento no resultaron suficientes.