El ministerio de Trabajo de Rosario dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene la fábrica de cosechadoras Vassalli y sus empleados.

Los 52 recientemente despedidos podrán volver a sus puestos de trabajo. "Los 52 trabajadores despedidos, cuando regresen de sus vacaciones, el 15 de enero, van a poder ingresar a trabajar", aseguró el secretario general de la UOM de Rosario, Antonio Donello, en la puerta del ministerio de Trabajo de la ciudad de Rosario. 
 
A la audiencia convocada por el ministerio de Trabajo, los directivos de Vassalli no asistieron.
La fábrica está ubicada en la localidad santafesina de Firmat.
 
La conciliación obligatoria establece que por dos semanas quedan garantizados los puestos de trabajo, y las partes deberán llegar a un acuerdo.
 
"Esto no es ganar la lucha pero es un paso y vamos a seguir peleando. Nosotros no vamos a pelear por indemnizaciones, no vamos a resignar los puestos de trabajo", expresó.
 
"No obstante la Conciliación Obligatoria, vemos una actitud firme de la empresa Vassalli de despedir trabajadores", denunció. Dijo además que "la empresa Vassalli quiere que los trabajadores se paguen el 50 % de su propia indemnización".