El juez federal Sergio Torres ordenó la detención de un policía federal motorizado y de dos manifestantes que participaron de la represión y movilización que se generó en torno al Congreso Nacional durante la reforma previsional.

 

Torres mandó a detener en forma inmediata al efectivo policial que el 18 de diciembre de 2017 arrolló con la moto a un joven que se encontraba en la intersección de Hipólito Yrigoyen y Tacuarí. Ese día, el mencionado vehículo estaba asignado a Alejandro Gabriel Rosado.
 
La escena fue reconstruida por la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), remitida al juzgado a través de un video, sumado a la declaración del joven atropellado, quien dijo que ese día ni siquiera participó de la manifestación.

El video de violencia encarnizada de las fuerzas policiales sobre los civiles.

 

El magistrado solicitó al Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, que identifique al efectivo del Grupo de Operaciones Motorizadas que manejaba la moto.
 
Por otra parte también se dispuso detener a los manifestantes Lucas Sauret y César Arakaki que, según el expediente, aparecen en distintos videos y fotografías arrojando piedras y golpeando a un agente de la Policía de la Ciudad, imágenes de la División de Ciberpatrullaje de la Policía de la Ciudad.
 
Torres,  también pidió la identificación policía que fue filmado mientras arrojaba gas pimienta en la cara de un jubilado, al que luego golpeó con un palo.
 
Otro de los manifestantes citados fue Mariano Stansiola, identificado por la División de Ciberpatrullaje de la Policía porteña arrojando piedras contra la policía.
 
También deberá comparecer ante el juez el sargento de la Policía Bonaerense Damián Alejandro Ferrero, quien el día de la manifestación estaba vestido de civil y vestía una camiseta del Club Riestra.