Hijos y familiares de genocidas se sumaron al repudio por la domiciliaria a Etchecolatz
Hijos y familiares de genocidas se sumaron al repudio por la domiciliaria a Etchecolatz

Hijos y familiares de genocidas se sumaron a las expresiones de rechazo que cosechó en las últimas horas la decisión del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6 de otorgar el beneficio de la prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz.

Etchecolatz no solo cometió múltiples delitos de lesa humanidad durante la dictadura desde su alto cargo en la policía bonaerense, sino que también es señalado como el principal responsable de la segunda desaparición de Julio López, ya bien entrada la democracia, en septiembre de 2006.

El comunicado del colectivo Historias Desobedientes fue terminante en su repudio a la medida judicial en favor de este genocida: "Esto es otra salvajada más, de las que vienen cometiendo en estos últimos dos años."

Este es el texto completo:

Desde el colectivo Historias Desobedientes, hijas, hijos y familiares de genocidas repudiamos la prisión domiciliaria concedida al genocida Etchecolatz, por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6.

Este genocida, gozó durante muchísimos años de libertad e impunidad, hasta que finalmente fue sometido a juicio y fue condenado en seis oportunidades.

Pesan sobre él seis cadenas perpetuas por los crímenes cometidos durante la dictadura cívico-militar, y le conceden la domiciliaria como si fuera un pobre anciano.

Esto es una anmistía encubierta, lo vienen haciendo con otros genocidas, al encontrarse con que una manifestación popular de más de 500 mil personas les dijo NO al 2x1.

Queremos puntualizar que estamos hablando de crímenes de lesa humanidad, que son los crímenes más horrorosos que puede cometer un ser humano, y son tratados con guantes de seda.

Estos genocidas, al interior de sus familias, nunca se arrepintieron de nada de lo que hicieron, y siguen sosteniendo hoy en día que lo volverían a hacer, porque se sienten orgullos de ello.

Por eso nuestro más enérgico repudio a otorgarle un beneficio a una persona que fue parte de un aparato institucional de asesinatos, torturas y robos de bebes.

Esto no es justicia.

Esto es otra salvajada más, de las que vienen cometiendo en estos últimos dos años.

Días después de enterarnos que están desarmado organismos de DDHH, nos enteramos de esta prisión domiciliaria.

Desgraciadamente nuestro país, está volviendo a la épocas más oscuras, dejando en libertad a sus ejecutores.

Toda la sociedad tiene que pronunciarse por lo que está pasando, porque este tipo de acciones de la justicia nos hacen retroceder a los peores momentos que vivimos como país.

Por eso las hijas, hijos y familiares de genocidas sumamos nuestra voz a todos los organismos de DDHH, para volver a gritar con la fuerza que sea necesaria:

CÁRCEL COMÚN Y EFECTIVA PARA TODOS LOS CRIMINALES DE LESA HUMANIDAD, DE LA ULTIMA DICTADURA.
NO A LAS PRISIONES DOMICILIARIAS, NI AL 2X1.
.