En una capítulo más de la desesperante, polémica y confusa desaparición del submarino ARA San Juan, un caso prácticamente olvidado por los medios de comunicación hegemónicos y ninguneado por el oficialismo, los familiares y amigos de la tripulación recurrieron a Vladimir Putin, presidente de Rusia.

En una misiva enviada este martes, los familiares le expresaron a Putin:
 
"Señor Presidente, es un honor para nosotros poder llegar a usted, a través de estas líneas para agradecer todo el apoyo brindado hacia la Armada Argentina con toda su tecnología de inspección y rescate bajo agua, brindando toda la colaboración a través de su embarcación en la búsqueda y rescate del ARA San Juan, que se encuentra desaparecido desde el día 15/11/17 a la fecha. 
 
En nombre de los familiares de los 44 tripulantes del submarino, queremos pedirle no retirar su ayuda hasta no ubicar al ARA San Juan, sabiendo del esfuerzo y de la asistencia humanitaria que lo caracteriza. Los familiares permaneciendo en la fe divina con el convencimiento que nuestros marinos continúan con vida, hacemos extenso nuestro pedido y transmitir este sentimiento que nos ha llenado de incertidumbre a todo el pueblo argentino y las naciones hermanas. Por eso le pedimos encarecidamente, nos siga apoyando en esta búsqueda hasta el final. Y que pueda acceder a la ubicación que le envíen los familiares a través de la Armada Argentina de la ubicación donde se encuentre el submarino ARA San Juan".
 
Los familiares también expresaron su descontento ante la actitud del gobierno nacional de colocar en segundo plano a las tareas de búsqueda del submarino. Cerca de fin de año habían declarado que "no festejamos Año Nuevo, no había nada que festejar". Además se manifestaron con una bandera de la república rusa con la leyenda "Todos somos ARA San Juan".
 
“Me siento abandonada por el Presidente. Lo voté y confié y estoy desilusionada porque siento que no hemos tenido respuesta. Necesitamos que se ponga en nuestro lugar y que cumpla con la promesa de no abandonar la búsqueda de nuestros 44. Podría venir a vernos o recibirnos: usar para eso un día de sus vacaciones no le cuesta nada”, dijo Marta Vallejos, hermana de Celso, uno de los tripulantes del submarino ARA San Juan.