Así quedó por los golpes que recibió
Así quedó por los golpes que recibió

"Soy puta, negra y extranjera. ¿Qué justicia puedo esperar?", dijo Manyula, dominicana inmigrante en el país y trabajadora sexual que el último jueves fue atacada a golpes y violada salvajemente en Camino de Cintura, partido de Lomas de Zamora. Cuando fue hasta la comisaría más cercana la discriminaron y no le quisieron tomar la denuncia por ser extranjera.

Según afirmaron testigos del hecho, el atacante es conocido por las trabajadoras sexuales que paran en la zona, por lo que podría ser fácilmente identificable por policías que tuvieran disposición para investigar.

Según denunció Georgina Orellano, secretaria general de AMMAR, la mujer, de 60 años, pasó cerca de un día entero en el Hospital Santa Marina de Monte Grande sin que se diera intervención a fiscalía alguna.

El “Protocolo para la atención integral de víctimas de abusos sexuales” elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación establece una lista de intervenciones médicas que deben realizarse en casos como el de Manyula. Entre otros, atención ginecológica y exámenes de laboratorio que el hospital se negó a hacer en un primer momento.

La situación derivó en que, debido a la falta de atención y de falta de protocolo del hospital ante un caso semejante, se radicara una denuncia por "abandono de persona".