La persecución a vendedores ambulantes parece ser un signo de esta época. No solo con los megaoperativos en la Ciudad de Buenos Aires. También, según se ve, los destinos turísticos son objeto de ese tipo de acciones por parte de las fuerzas de seguridad.

Algo se salió de libreto durante uno de esos operativos. Ocurrió en Monte Hermoso, ciudad costera ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires.

Mientras los policías desalojaban a los vendedores, que intentaban recuperar la mercadería incautada, uno de los efectivos (que estaba de civil) vio que un turista registraba la situación con su teléfono celular y no tuvo mejor idea que acercarse y amenazarlo.

"Dame tu documento. ¿De dónde sos vos? Después te voy a ver", increpaba el policía, de civil, que a su vez se negaba a identificarse. También le decía que era "ilegal" grabar la situación, lo cual es falso: todos los operativos de las fuerzas de seguridad se pueden grabar, excepto que para hacerlo se interfiera en la acción. En este caso, eso no sucedía, ya que el turista estaba a varios metros de la situaición entre efectivos y vendedores.