El senador nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de Proyecto Sur, Fernando Pino Solanas dijo que el aumento de los precios del combustibles es “una trampa”.

 
Sostuvo además que los ajustes no deben estar atados a la variación del costo a nivel internacional.
 
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que aumentar en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos de producción. Esto es una trampa”, afirmó.
 
“La liberación del mercado de combustibles que implementó Cambiemos fue exclusivamente para favorecer a las petroleras, incluyendo a Shell en la cual Aranguren fue CEO hasta junio de 2015 y accionista hasta setiembre de 2016”, denunció.
 
“En solo 45 días, Macri aumentó el precio de los combustibles un 12 %. Esto desmiente la supuesta amortiguación que implementaría el gobierno para que estos aumentos no impactasen en los bolsillos de los consumidores”, advirtió el senador.
 
Shell subió los precios un 6 por ciento en promedio, y Oil dispuso un aumento similar días atrás. En YPF, que concentra casi 60 por ciento del mercado minorista local, todavía no hubo incremento de precio. Axion tampoco movió su tarifa aunque se especula que ambas empresas podrían incrementar los precios.
 
Con el aumento de ayer en Shell, el precio de la nafta V Power Nitro pasó a costar 28,42 pesos el litro. La nafta súper sale 24,33 pesos el litro (antes 22,94 pesos); la V Power Diesel, 25,19 pesos (antes 23,79 pesos), y la Fórmula Diesel, 21,47 pesos (antes 20,25 pesos).