Foto @elespectador
Foto @elespectador

 

El Papa Francisco pidió "no naturalizar la violencia machista hacia las mujeres" y denunció la "esclavitud" en la zona. "No nos es lícito mirar para otro lado y dejar que tantas mujeres, especialmente adolescentes sean pisoteadas en su dignidad". En la selva criticó la minería ilegal y abogó por la defensa de la Amazonia.

Al hablar ante 4.000 representantes de pueblos originarios de la Amazonía que "nunca estuvieron tan amenazados como ahora" y pidió defender la región "de los nuevos colonialismos", en un encuentro en Puerto Maldonado en su primer día de actividades en el país.

"Francisco querido, la selva está contigo", le cantaban los pobladores en el breve recorrido que hizo en papamóvil.

En un fuerte mensaje en defensa del medio ambiente en la selva peruana, el papa Francisco aseguró hoy que "probablemente los pueblos originarios amazónicos nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora", en su discurso ante representantes del lugar en un acto en Puerto Maldonado.

Crédito: @Perou_Turismo
Crédito: @Perou_Turismo


Luego de criticar la minería ilegal, el pontífice retomó el rechazo a las condiciones de trabajo del "brillo prometedor de la extracción del oro", porque "el oro se puede convertir en un falso dios que exige sacrificios humanos".

"Los falsos dioses, los ídolos de la avaricia, del dinero, del poder, lo corrompen todo", advirtió.

"La Amazonía, además de ser una reserva de la biodiversidad, es también una reserva cultural que debe preservarse ante los nuevos colonialismos", en su primer discurso en suelo peruano en la ciudad de Puerto Maldonado, frente a unos 4.000 representantes de pueblos originarios del pulmón del continente.

Además resaltó: "No naturalizar la violencia machista hacia las mujeres" y criticó que se sostenga una cultura "que no asume el rol protagónico de la mujer dentro de nuestras comunidades", al dirigirse a pobladores de Puerto Maldonado, a donde llegó hoy para una visita a la ciudad enclavada en la selva peruana.