El Presidente con su mejor amigo, Nicolás Caputo
El Presidente con su mejor amigo, Nicolás Caputo

El hombre al que el presidente Mauricio Macri definió como su "amigo de vida", Nicolás Caputo, vendió el 82,32% de las acciones de su compañía Caputo SAICF a la desarrolladora TGLT, por 109 millones de dólares.

La bicoca que la compañía pagará por una de las constructoras más poderosas de Argentina (hoy dueña absoluta de la obra pública en la Ciudad y la Nación) es parte de un acuerdo que contempla la adquisición de 138.262.489 acciones ordinarias de Caputo, a un precio de 0,79 dólar por acción.

"Si bien adquirimos ese porcentaje, el objetivo es ir por el 100%", aseguró el director de Operaciones de TGLT, Alejandro Belio, según informó´la agencia NA.

La compañía tiene previsto realizar una oferta pública de adquisición obligatoria y canje voluntario de acciones dirigida a los tenedores de acciones ordinarias remanentes de la empresa.

Caputo SACIF es una de las empresas constructoras de mayor tradición en Argentina, con 80 años de actividad y más de 500 obras realizadas, entre ellas la reforma del Shopping Abasto, las torres de SLS Puerto Madero y Madero Center, además de oficinas para distintas empresas.

TGLT adquirió 138.262.489 acciones ordinarias de la empresa a 0,79 dólares cada una. El dato que resulta por lo menos curioso es que al día de hoy, cada acción de la compañía cotiza en la city porteña no menos de 0.96. A ese valor aproximado el 82,32% de las acciones de la empresa saldrían no menos de 132 millones de dólares. Resta confirmar los porqué del apuro y la rebaja.

En los últimos dos años (desde que Macri asumió la presidencia), las acciones de Caputo SACIF subieron el 650 por ciento.

En tanto TGLT, fundada en 2005 por Federico Well. cotiza al igual que Caputo en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires desde 2010 y tiene operaciones en la Argentina y el Uruguay.

La compañía es uno de los principales desarrolladores inmobiliarios de la región, con emprendimientos construidos, en etapa de construcción o pre-construcción en la ciudad de Buenos Aires, en la provincia de Buenos Aires (Tigre), en Rosario y en Montevideo.

TGLT inició en agosto de 2017 un plan estratégico de crecimiento cuyos hitos principales han sido la colocación internacional de obligaciones negociables convertibles en acciones por un total de 150 millones de dólares, y la adquisición de un terreno en la zona porteña de Catalinas, por 40,5 millones de dólares.

Con la compra de la empresa del amigo del alma del Presidente, TGLT se convertiría en uno de los monstruos de la construcción en Sudamérica.