Ante la manipulación de las paritarias que pretende instaurar el Gobierno de Macri, varios gremios docentes provinciales expresaron su rechazo al decreto que pone límites a la paritaria nacional docente.

 
El decreto nosolamente perjudica a los trabajadores y trabajadoras de la edución en ese punto, sino que además modifica varios artículos de la ley de Financiamiento Educativo y establece un porcentaje fijo y anual de aumento para los salarios de los maestros.
 
Representantes sindicales de los maestros de Formosa, Río Negro, Mendoza y Jujuy consideraron a la norma "violatoria de los derechos laborales" y un "ataque a la educación pública".
 
El decreto macrista modificó la composición de la mesa en la que se discute el convenio nacional de los docentes y estableció un mecanismo de actualización del salario que debilita a la paritaria como ámbito de negociación.
 
"Es un avance muy grave y profundo sobre los derechos de los trabajadores de la educación; nos costó mucho conseguir la paritaria, fue el resultado de muchas luchas y ahora con el decreto no hay más discusión, no tenemos posibilidad de diálogo", dijo el secretario general de la Agremiación del Docente Formoseño (ADF), Luis Branchi.
 
La Unión de Trabajadores por la Educación de Río Negro (Unter) repudió la modificación: "Unter expresa su absoluto repudio a este nuevo acto violatorio de derechos laborales", dijo el gremio a través de un comunicado, en el que reivindicó la paritaria nacional "como espacio real para la discusión colectiva de recomposición salarial" y se declaró en estado de "alerta permanente".
 
En Mendoza, el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTE) sumó su rechazo: “El decreto formaliza el cierre de la paritaria salarial nacional docente y ataca criterios básicos de representación democrática para debilitar a nuestros sindicatos”.
 
La Asociación de Educadores Provinciales (Adep) y el Centro de Enseñanza Media y Superior (Cedems) de Jujuy también rechazaron la decisión de Macri.