“Los productores están cometiendo un delito porque no pueden fumigar hasta febrero, que es cuando se levanta la feria judicial. Estaban fumigando de forma ilegal y resulta que a la que llevan presa es a mí, no a ellos; a la que imputan es a mí, no a ellos. La Justicia no es para todos porque está del lado de las fumigaciones, defienden a los que contaminan nuestros suelos, enferman nuestros hijos y nos matan. Estamos muy desprotegidos. Y si no nos organizamos va a seguir pasando esto. Ayer me pasó a mí, mañana le puede pasar a otro compañero. No se llevan preso a los que cometen un delito y matan, sino a la gente damnificada por esas fumigaciones”, denunció Sofía Gatica, activista detenida por intentar detener las fumigaciones en Dique Chico, provincia de Córdoba, a la Revista Citrica.

 

Foto: Revista Cítrica.
Foto: Revista Cítrica.

 
Sofía se manifestaba en las afueras de un campo que estaba siendo fumigado ilegalmente. Pedía que paren la máquina, que dejen de envenenar la tierra y a las personas. El maquinista seguía su curso, los productores avalaban el trabajo y la policía los protegía. Sofía cruzó el alambrado y las fuerzas de seguridad se lanzaron sobre ella. “Yo desde afuera le decía al señor que pare, él no lo hacía así que me metí adentro del campo para que pare de fumigar. Seguía, no había forma de parar la máquina. La policía estaba allí protegiendo a los sojeros”, explicó.
 
 
“La gente se estaba muriendo para que ustedes se llenen el bolsillo de dinero. Ustedes son unos pocos que ganan millones a costillas del pueblo”, le reclamó Sofía a un productor que -con prepotencia e indiferencia hacia la vida de miles de personas afectadas por los agroquímicos- le contestó: “A mí no me interesa que haya gente enferma. Oficial, llévese presa a esta mujer que está en una propiedad privada”. 
 
 
Los policías se tiraron arriba de Sofía, ella se cayó, le pusieron las esposas y la llevaron detenida. Gracias a la rápida reacción de la comunidad (corte de ruta, cientos de llamadas a las comisarías y difusión en medios comunitarios), Sofía fue liberada pocas horas después. La fumigación ilegal y asesina continúa.
 
Sofía Gatica, la única argentina ganadora del Premio Medioambiental Goldman o "Nobel Verde”, fue liberada tras pasar cuatro horas detenida por tratar de impedir que se fumigara un campo ubicado a 300 metros de Dique Chico, a pesar de que una resolución impide hacerlo "a menos de un kilómetro del casco urbano".
 

Sofía Gatica detenida en Dique Chico - 20 enero 2018