Cientos de personas marcharon por el centro de Londres como parte de una campaña internacional en favor de los derechos de las mujeres, contra el acoso sexual y la desigualdad de género.

 

 
En ese sentido, la manifestación se enmarcó en el denominado movimiento "Time is Up" (Se acabó el tiempo), donde hombres, mujeres y niños protestaron bajo una intensa lluvia.
 
Hubo pancartas con diversos mensajes en favor de la igualdad y contra el sexismo, la homofobia o la transfobia.
 

Nutrida marcha en Londres

 
El acto comenzó en Richmond Terrace, frente a Downing Street, residencia y despacho oficial de la primera ministra británica, Theresa May. 
 
Los activistas denunciaron la brecha salarial existente entre ambos sexos y los casos de acoso y violencia sexual contra las mujeres.