Un hombre fue detenido este martes en el departamento de Malargüe, al sur de Mendoza, sospechado de ser uno de los que envenenó a 34 cóndores, un puma y demás animales que fueron encontrados muertos en el paraje Los Molles. 

Crédito foto: Prensa Gobierno de Mendoza.
Crédito foto: Prensa Gobierno de Mendoza.

 

Los allanamientos a dos puestos ubicados en las localidades de Los Molles y El Sosneado fueron ordenados por la Fiscalía de Malargüe. Participaron de los operativos personal policial, de policía rural y de bomberos, quienes hallaron en ambos lugares una sustancia sospechosa de ser veneno fosforado y decomisaron además un rifle calibre 22 con mira telescópica. Según fuentes de la policía mendocina, el detenido es de apellido Baigorria, mientras que otro hombre de apellido Rojas está prófugo.

Los representantes del Ministerio Público Fiscal informaron que este jueves llegará a Malargüe una comisión de peritos de la División Delitos contra el Medio Ambiente de la Policía Federal, a fin de reinspeccionar el lugar de los hechos y tomar muestras para determinar si también se contaminaron napas de agua o especies vegetales.
 

Crédito foto: Prensa Gobierno de Mendoza.
Crédito foto: Prensa Gobierno de Mendoza.

Además, los investigadores están detrás de los locales de venta de agroquímicos en los cuales los supuestos autores de la matanza consiguieron la sustancia que exterminó a los cóndores, especie andina protegida por ley y en peligro de extinción.

Si bien se esperarán los resultados de laboratorio para determinar qué producto fulminó a los animales - los cuales demorarán como mínimo entre 15 a 20 días - todo apunta al comercialmente conocido como furadán. Este veneno está prohibido en Argentina y en la Unión Europea, ya que tiene un alto nivel tóxico, según precisó el fiscal. Se trata del tercer veneno más tóxico que existe y además es sumamente peligroso por el efecto residual.

Crédito foto: Prensa Gobierno de Mendoza.
Crédito foto: Prensa Gobierno de Mendoza.

Los cóndores fueron hallados muertos a unos 3.000 metros de altura en Los Molles, paraje cercano al centro invernal Valle de Las Leñas, en el departamento de Malargüe cuya cabecera se encuentra a 420 kilómetros al sur de Mendoza capital.

Las aves muertas -20 machos y 14 hembras- estaban distribuidas en un área pequeña, amontonadas y parcialmente quemadas. Además en el lugar se encontraron también muertos un puma, cabras y ovejas, por lo que los investigadores apuntaron rápidamente a que se trataba de un caso de envenenamiento.

El cóndor andino fue declarado Monumento Natural de Mendoza mediante Ley 6599/98, está protegido por la ley provincial 4602, y la multa por afectar a esta especie va de $35.560 a $222.250.