Varios sondeos realizados por distintas consultoras coinciden en señalar una descenso de la imagen presidencial en las últimas semanas. Incluso encuestadoras ligadas al gobierno muestran esa caída en sus resultados.

Los analistas inferían que ese efecto se daba a partir del rechazo popular a las últimas iniciativas del Gobierno. Pero no había un detalle de cómo incidía cada una de ellas

La más reciente edición de la Encuesta de Satisfacción Política y Opinión Pública que realiza la Universidad de San Andrés sirve para llevar algo de claridad y detalle en ese sentido.

El sondeo que realiza habitualmente esa institución educativa privada, que incluyó en este caso 1001 personas encuestadas, mostró los siguientes resultados: la reforma previsional obtuvo un 61% de rechazo contra apenas un 29% de aprobación, la reforma laboral cosecha un 53% de opiniones en contra y solo un 36% a favor, mientras que el tarifazo del transporte 56% de rechazo y 37% de apoyo.

Otras medidas que también erosionaron la imagen del Gobierno, aunque no con tanta diferencia entre rechazo y apoyo, fueron la fusión Telecom-Cablevisión (38% en contra, 30% a favor) y la reforma tributaria (45% en contra, 38% a favor).