Los movimientos populares prometen copar las calles si no se abre el diálogo. (Crédito foto: Facebook CTEP)
Los movimientos populares prometen copar las calles si no se abre el diálogo. (Crédito foto: Facebook CTEP)

Los movimientos sociales nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de pie se declararon en estado de alerta ante la grave situación que están viviendo debido a las medidas del Gobierno nacional, como la eliminación de 28 planes laborales a lo largo y ancho del país.

“El sector de la economía popular es el más afectado en tiempos de crisis, de desempleo, tarifazos, inflación y recortes, porque representa a los que menos tienen. El Gobierno conoció bien nuestro trabajo y nuestro esfuerzo en estos años pero decide cortar el diálogo y seguir castigando a los más necesitados cuando la situación del país no mejora”, afirmaron desde los movimientos populares.

"Si no se vuelve a abrir el diálogo que rompió el Gobierno se prevén grandes movilizaciones a nivel nacional"

Entre los pedidos, exigen el cumplimiento total de la ley de Emergencia Social sancionada en el Congreso a fines del 2016 y el tratamiento de la emergencia alimentaria que azota a los barrios más vulnerables. También reclaman la continuidad de los programas de trabajo en obra pública de los que forman parte las cooperativas, sobre todo con el incremento de presupuesto destinado para obras en el interior del país.

En estos días, realizarán asambleas en todo el país para determinar un plan de lucha. "Si no se vuelve a abrir el diálogo que rompió el Gobierno se prevén grandes movilizaciones a nivel nacional para la segunda quincena de febrero", anunciaron.