Sandra Heredia y Jorge Triaca, en tiempos mejores.
Sandra Heredia y Jorge Triaca, en tiempos mejores.

Sandra Heredia es la ex empleada del ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, quien fuera echada a los insultos a través de un mensaje de audio viralizado, el cual abrió el portón de un escándalo aún mayor: el funcionario la había convertido en la interventora delegada del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) en San Fernando.

La situación generó una reguera de repercusiones que parecía acabarse con la decisión del Gobierno nacional de prohibir la designación de familiares de funcionarios en puestos de alta jerarquía (Triaca tenía hasta ayer a su esposa, dos hermanas y un cuñado en la administración pública). Pero no. Heredia no se la iba a hacer tan fácil al ministro como el presidente Mauricio Macri que lo ratificó en el Gabinete nacional.

En las últimas horas, la mujer le envió una carta documento al hermano del funcionario, Carlos Triaca, exigiéndole el pago de $ 3.700.000 en concepto de “daños y perjuicios” por tratarla de ladrona y adjudicarle problemas psicológicos en una entrevista que brindó al programa de Rolando Graña en América Tv el día 16 de enero de 2018. 

"Me dejaron sin trabajo, en la calle y no obstante eso me denigraron, me arrastraron por el piso como si fuera la peor"

Según el portal OPI Santa Cruz que tuvo acceso a la carta documento, Heredia le endilga en el texto a Carlos Triaca haberla acusado “de manera falaz, maliciosa y sin sustento legal alguno, afirmando que durante el transcurso del vínculo laboral que nos uniera, respectivamente en los últimos años, hubo faltantes en la casa lo cual llevó a una mala relación en los últimos meses, por eso yo la tuve que despedir". Además, la demandante agrega: "Asimismo, no conforme con tan grave acusación, refirió que: "Esta persona, es una persona que tiene una enfermedad bastante grande, no física, sino psíquica”.

Por último, Heredia intima a Carlos Triaca a pagarle $ 3.700.000 en concepto de daños y perjuicios y le pide que "se abstenga de formular todo tipo de opiniones, sean o no descalificadoras o peyorativas" sobre aspectos de su vida personal. Si en 48 horas no hay respuesta a su pedido, le aclara que iniciará una causa judicial en el fuero Civil y Comercial.

Respecto a la suma millonaria que calculó como resarcimiento, Heredia explicó a OPI que se debe a lo difícil que le resultará ahora encontrar trabajo. “Con respecto al monto, con mi abogado hemos analizado el daño que me hizo este problema en su conjunto, pero las palabras de Carlos en particular, porque yo tengo 45 años, de la noche a la mañana me dejaron sin trabajo, en la calle y no obstante eso me denigraron, me arrastraron por el piso como si fuera la peor, tratándome prácticamente de loca y de ladrona y eso me cierra el camino para encontrar otro trabajo”, argumentó y agregó: "Mi abogado hizo un cálculo estimativo de lo que yo debería ganar, a partir del último sueldo cobrado ($ 19.500), hasta mi jubilación y es ahí de donde sale esta cifra que le estamos pidiendo al señor Triaca”. 

La ex empleada fue indemnizada por la familia Triaca la semana pasada con 340 mil pesos, ya que fue echada sin el preaviso ni mediando la causa correspondiente. Además, el contrato que tiene en el SOMU es hasta el 12 de febrero próximo, por lo que no contará con ninguna fuente laboral después de esa fecha.

Noticias relacionadas